21 octubre, 2019
  • 21 octubre, 2019

Aceptan que se están violando DH en el asilo

Por el 27 febrero, 2019 0 253 Views

-En sesión de cabildo leyeron “notas informativas”.

-Concepción Villafuerte-

Finalmente, en sesión de cabildo, el ayuntamiento a través de la presidente municipal Jerónima Toledo, aceptaron de hecho que en el asilo San Juan de Dios se están violando los derechos de los adultos mayores, aunque no han respondido oficialmente con un dictamen técnico, sobre la situación jurídica, médica, estructural, de instalaciones eléctricas, de gas, de seguridad y demás necesarias para el buen funcionamiento del edificio y de la atención a los asilados.

Ayer se cumplieron 60 días de asistir diariamente a las oficinas del ayuntamiento de este municipio para solicitar, preguntar y recibir información sobre la queja que se puso a la Comisión de Derechos Humanos a nivel federal, estatal y municipal, sobre violaciones detectadas en el asilo San Juan de Dios.

Durante dos meses, se pidió un informe detallado de las irregularidades que pueden ser objeto de delito si llegan a comprobarse, en perjuicio de 15 ancianos que permanecen encerrados en ese asilo y que antes vivían de la caridad pública pero que, a partir del 21 de marzo del año 2018, fueron trasladados a un edificio propiedad del gobierno del estado y que, como consecuencia sería él mismo gobierno quien se encargaría de su atención en

todos los aspectos como lo señala la LEY DE DERECHOS DE LAS PERSONAS ADULTOS MAYORES.

Pero durante los once meses que han permanecido en ese lugar se encuentran en estado de indefensión y peor de cómo estaban en el edificio que fue donado por Monseñor Eduardo Flores Ruiz y que se encuentra ubicado en la avenida 16 de Septiembre número 12 de esta ciudad, donde vivieron más de 36 años.

Al hacer la denuncia, la CNDH turnó la queja a la Comisión Estatal y ésta a su vez lo hizo al ayuntamiento el cual se ha tardado DOS meses en responder de manera oficial y para eso lo hizo bajo presión durante la sesión de cabildo que se llevó a cabo el día de ayer.

Durante este tiempo, desde el 26 de diciembre de 2018 que se interpuso la queja, hasta el 26 de febrero que se pidió públicamente en la sesión de cabildo, fueron los empleados del ayuntamiento quienes, según criterio propio de cada uno de ellos, respondió como se le ocurrió hacerlo sin haber realizado ningún dictamen ni estudio técnico de lo que se había solicitado, simplemente respondieron como si fuera un caso que no ameritara ninguna atención.

Ayer, al final de la sesión de cabildo, se le pidió expresamente que fuera el ayuntamiento en pleno quien asumiera su responsabilidad; la presidente Jerónima Toledo volvió a utilizar la práctica de turnar a uno de sus empleados a que respondiera la solicitud y en la misma sesión se le pidió que fuera un miembro del cabildo quien asumiera la responsabilidad, no un empleado cualquiera, por lo que la presidente municipal, leyó una “nota” informativa, -que no un informe completo- ni fue una respuesta oficial, sobre las aberraciones que existen en el edificio donde mantienen confinados a los ancianos.

Confesión de parte de la presidente municipal sobre las violaciones a los derechos de los ancianos quedaron plasmadas durante la sesión de cabildo, documento que sí tiene validez jurídica y que, si eso no es suficiente para que asuman su responsabilidad los tres órdenes de gobierno de atender a los ancianos, no solamente los del asilo, sino todos los mayores de 60 años, les resultará responsabilidad penal, así lo hicimos saber y pugnaremos porque a todos los mayores que sean atendidos en todas sus necesidades, como señala la ley, no se pidió nada más, pero tampoco nada menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *