19 mayo, 2019
  • 19 mayo, 2019

Comité de Cuenca ya realiza composta

Por el 28 febrero, 2019 0 92 Views

-“Lo que estamos tratando de hacer es reciclar la vida”.

-Elio Henríquez-

El Comité de Cuenca del Valle de Jovel inició un programa piloto para procesar la basura orgánica que se genera en San Cristóbal de Las Casas y convertirla en abono, informó su coordinador, Rodrigo Hess Poo.

Dijo que el programa comenzó luego de que el municipio “lanzó un proyecto de avanzada para la región para que la gente separe la basura orgánica e inorgánica”.

Explicó que para ello, desde hace unas siete semanas comenzó a acondicionarse un terreno del ayuntamiento ubicado atrás del Hospital de las Culturas, para lo cual se hizo un convenio con las autoridades municipales

“Estamos tratando de convenir el espacio, que es del ayuntamiento, en un centro de acopio de residuos sólidos municipales para ir haciendo parte del composteo de la basura domiciliaria y de los mercados públicos, además de acopiar lo que poda la Dirección de Ecología en el panteón y en jardines”, afirmó.

“La idea es llevar la materia orgánica que está en la basura, rescatarla, procesarla y regresarla al campo para mejorar el rendimiento y calidad de suelo de los campesinos que nos proveen de alimentos en muchos casos, y si cuidan su suelo pueden dejar de demandar suelo forestal”, aseguró.

Mencionó que otra parte del abono será llevada a la jardinería del municipio, pues “son suelos pobres, además de que todos caminan sobre los jardines sin respeto alguno”.

Salvador Sánchez Barrera, encargado de la gestión de los residuos orgánicos del Comité de Cuenca del Valle de Jovel, comentó que los lunes llega el desperdicio de cinco colonias: 31 de Marzo, Relicario, Santa Martha, Comaleras y Anexo de la 31 de Marzo en las cuales comenzó el proceso de separación y recolección de orgánicos”, es decir, son las cinco colonias que participan en el plan piloto municipal de separación de desechos.

“Hacemos primero un tendido de pasto o molienda de ramas secas para que cuando llegue el camión descargue sobre ello. Durante la descarga se quitan plásticos y otros inorgánicos, ya que la separación en sitio no es muy efectiva aún. Alrededor de cuatro o cinco bolsas negras de 20 litros o más sacamos al escogerla”.

Manifestó que actualmente están llegando entre 4 y 9 metros cúbicos de basura los días lunes y jueves, ya que sólo dos días la llevan los camiones recolectores. “Una vez hecha la separación cubrimos la materia orgánica con pasto o molienda para evitar olores y conseguir buena mezcla-relación carbono-nitrógeno. Todos los días revisamos la temperatura y los olores y cada tres días volteamos y regamos para homogeneizar la mezcla”.

Dijo que el proyecto inició a principios de enero pasado y la composta estará hecha abono en un período de tres a cinco meses”.

Rodrigo Hess expresó que “lo que estamos tratando de hacer es reciclar la vida como decimos nosotros. Esto también puede hacerse con los inorgánicos que pueden procesarse y tiene vida útil, no como la conocemos, pero son aprovechables como el cartón y el plástico que en el peor de los casos puede convertirse en plástico muy corriente. Lo que falta es visión y recursos”.

Señaló que este es el inicio “y quisiéramos que nos fuera dando a los ciudadanos la visión de que debemos de contribuir con el medio ambiente y una manera de hacerlo es facilitar los trabajos de selección de la basura en casa, lo que facilita todo”.

Afirmó que si en San Cristóbal se logra separar los desechos “seríamos una ciudad inteligente, modelo probablemente, pero lo que no se capta del todo es que la basura es un producto de todos y todos somos responsables, no le podemos pasar la responsabilidad a otra instancia. Igual que el agua, es responsabilidad individual”.

Precisó que el de la basura “no es un problema sólo de San Cristóbal sino de muchas ciudades en diversos países; ojalá los coletos diéramos la muestra de que somos pioneros en el tema, regionalmente hablando”.

Explicó que para adecuar el terreno facilitado por el ayuntamiento de San Cristóbal, removieron un muro para tener una sola plancha, con lo que se tiene capacidad para procesar entre 10 y 20 toneladas diarias de basura, sin que se perciba aromas desagradables, incluso a cinco metros.

“Cuando comienza la fermentación se vuelve un aroma tolerable. Después cubrimos con grava y se pondrá seguramente una membrana para cumplir con las normas”, aseveró.

Comentó que en el mismo predio se tiene “el inicio de lo que puede ser un vivero de plantas alternativas, porque se requiere ir balanceando el arbolado en la zona”.

Expuso que “los campesinos en la zona rural han percibido el agotamiento del bosque y están en una dinámica de reforestar porque lo van a usar y además no actúan para ellos sino para sus hijos; es una visión de futuro que en la zona rural ya se implementó”.

Hablando de basura, continuó, “en la zona rural se encuentra uno con letreros que dice: ‘se multará a quien tire basura’, por lo que no se ve basura; en el campo nos han ganado, y tenemos que aprender de ellos”.

Precisó que el Comité de Cuenca “se creó de buena voluntad más que de inteligencia. Participan dependencias, instituciones, ongs, organismos; es organización mixta gobierno-sociedad. Funciona principalmente con dinero de la filantropía. Tenemos recursos para unos cinco meses más”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *