26 abril, 2019
  • 26 abril, 2019

Inseguridad

Por el 21 marzo, 2019 0 201 Views

Lamentable lo que ocurre a diario en esta ciudad, puede ocurrir en otras partes, por ahora nos interesa el lugar donde vivimos y más como este que a diario llegan personas de muchas partes, con diferentes intereses; sea por negocios, por necesidad, o por gusto, la inseguridad está presente y no hay como protegerse.

La mayoría de víctimas no se queja ante ninguna autoridad y con justa razón; no solamente se pondrían en evidencia, perderían su tiempo, gastarían dinero, además sería echarle ribete a la pérdida y finalmente quedarían burladas porque no hay forma de identificar a los delincuentes ni de presentar pruebas.

Con la reforma penal, las nuevas normas y procedimientos son infranqueables y, aún en estado de flagrancia, es decir, al detener a un delincuente cometiendo el delito, no hay forma de detenerlo, porque le dan prioridad a la “presunción de inocencia” que consiste en que la víctima compruebe que fue atacada.

En la calle cualquier persona se encuentra en estado de indefensión, no hay ni la menor seguridad, lo que se hace al caminar por cualquier lugar es pedir protección a la divina providencia, no hay de otra y al llegar a casa ya se siente uno a salvo, relativamente, porque también los asaltos a domicilio están a la orden del día.

Que quede claro: aquí hay total INSEGURIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *