16 diciembre, 2019
  • 16 diciembre, 2019

La Columna…

Por el 12 marzo, 2019 0 256 Views

…En SAPAM no salen de una cuando ya se metieron en otra; la semana pasada hubo tres días de paro de labores porque los trabajadores exigían algunas peticiones que no les habían cumplido desde que entró el nuevo director; después se arreglaron entre directivos y trabajadores pero ya no dieron ninguna información, así es que se supone que les cumplieron todo lo que pedían y esta fue la cuarta protesta en cinco meses, casi un paro cada mes y todos los paros fue por lo misma causa, así es que esperaremos el próximo paro y se la van a pasar todo el año. En todas las colonias es la misma queja sobre el agua; ayer fue en la zona norte y los usuarios fueron a tomar el manantial de la Hormiga y se posesionaron diciendo que sí había suficiente agua, de inmediato llegó el subdirector técnico y dijo que la falta de distribución se debía a un tubo roto pero los vecinos estaban exigiendo que les surtieran el líquido. Otro punto es que en SAPAM se surten las pipas particulares que VENDEN agua a 300 pesos, entonces si tienen agua para los negocios particulares de vendedores de agua, es muestra que los manantiales sí tienen suficiente líquido, de lo contrario los negociantes de las pipas no podrían extraer agua de los mismos manantiales, porque los bomberos se surten de agua de la laguna para sofocar incendios y para vender, así es que ahí es doble negocio… En la oficina de la presidencia municipal ya contrataron a guardias especiales para que cuiden la puerta de la oficina de la alcaldesa; hay dos jóvenes que nos llamó la atención su porte militar que están precisamente en el mostrador donde deberían dar informes, pero ellos nada más se la pasan viendo su celular y nos llamó la atención el corte de su pelo de casquete corto; cuando les íbamos a tomar una fotografía inmediatamente se levantaron de donde estaban, uno de ellos se escondió y el otro se alejó y nos reclamó que por qué queríamos tomarle la fotografía; pues simple curiosidad, los jóvenes no son oficinistas, ni tienen oficio, simplemente son guardias de la presidente, que por cierto no tenían nada que cuidar porque ella pocas veces está en su oficina. Y una recomendación: si tanto miedo tienen de la gente que llega a la presidencia, instalen cámaras de vigilancia, pongan medidas de seguridad en las puertas, instalen alarmas y pongan policías municipales uniformados, que cada visitante se registre a la entrada como lo hacen en las

oficinas de gobierno y judiciales; pero no guardias blancas, ya pasó el gobierno de Marco Cancino que esa era su costumbre… Hay incendios por todas partes y los pobres de protección civil no pueden hacer nada porque “no hay agua”, así es que ni modos, se acabarán los pocos cerros que hay en esta ciudad y esta situación es aprovechada para que cuando ya estén pelones se conviertan en colonias irregulares, porque el negocio de la venta de terrenos es buen negocio y no hay quien lo frene, pues la subdirección de sub divisiones y fraccionamiento nos dijo que nada se puede hacer con los asentamientos irregulares, así están acostumbrados, como si no existiera la ley…

Sinjuicio…

Sin árboles en los cerros, no hay agua en los manantiales para apagar los incendios forestales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *