19 septiembre, 2019
  • 19 septiembre, 2019

La Columna…

Por el 13 marzo, 2019 0 445 Views

…Lo que antes era la principal fiesta de la ciudad, cuando existían coletos que les gustaba lucir sus galas y divertirse, la feria la organizaban los ciudadanos;

El gobierno no tenía para gastar en fiestas, así es que los clubes sociales se encargaban de los bailes –uno cada día de la semana-, los comerciantes cooperaban para la música, los juegos pirotécnicos;

Si acaso se le pedía al gobernador que enviara la banda de música del Estado para el desfile de carros alegóricos y la marimba Poli de Chiapas para la serenata del jueves de feria;

Los gariteros llenaban el entorno del parque central con las atracciones “Vaquerizo” y los puestos de “tiro al blanco”, canicas, la carpa de lotería, los puestos de dulces que eran la delicia de todos, las poncheras, los antojitos de tacos y chalupas y era la gente de aquí la que hacía la feria.

Poco a poco fue cambiando de acuerdo al presidente en turno y cuando comenzaron a volverlo negocio se prostituyó; alguno se le ocurrió decir que tenía que existir un lugar especial para festejar la feria y que “en el parque central parecía una feria de pueblo”;

Trajeron atracciones de juegos mecánicos de otros lugares, se abrieron cantinas improvisadas con variedad de bailarinas en poca ropa, las empresas cerveceras ocuparon los primeros espacios, llegaron comerciantes de otras partes y, por encima de todo, el ayuntamiento comenzó a organizar esa feria.

Porque ahí está el negocio, contratan un artista foráneo que cobra una cantidad y la factura aparece por el doble; comenzó a gastarse un millón de pesos, luego fueron dos, tres, hasta llegar a los casi 20 millones la última de 2018.

Ahora con la llegada del “nuevo gobierno” moreno, se espera que esa corrupción desaparezca y ahora sí se conozca a cuánto asciende el presupuesto para la próxima feria que fue aprobado el bando en la sesión de cabildo de ayer, pero no se dijo el monto de lo que se va a gastar.

No les costaba ningún trabajo agregar ese pequeño detalle que ha sido negocio de unos cuantos con la venia del ayuntamiento en turno. A ver cómo responde el actual ayuntamiento y quién lo va a organizar, por lo pronto hasta ahora solo los regidores saben el contenido del “Bando de feria”, porque lo aprobaron pero lo van a modificar. Así es que es lo mismo que si no lo hubieran aprobado…

…Para que los ciudadanos se consuelen que la cuarta transfiguración está en marcha, les pasamos los siguientes informes:

Un Diputado federal gana $1 millón 554 mil, 598 anuales; el Presidente de la República $2 millones, 322 mil 171, equivale a $156,891 mensuales; un Senador $2 millones 170 mil, 584, y la nueva ley dice que nadie debe ganar más de $1,663,050.00.

Un Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación percibe anualmente $4 millones, 169 mil, 956.73, porque así está estipulado en la Ley y nadie podrá bajarles el salario a los Ministros que están en funciones, porque sería una violación, por lo tanto para bajarles el sueldo al tope máximo que impuso el presidente de la República, tienen que esperar que todos los ministros terminen su período y nada más los de nuevo ingreso le será aplicada la nueva ley;

Pero los Ministros son nombrados por un período de 15 años, no todos cambian al mismo tiempo, así es que, cuando AMLO quiera cambiar todos los Ministros de la Suprema Corte de la Nación, ya no será presidente, pero se está adelantando y propone en un twit que los Ministros serán “electos”, para que el “pueblo sabio” los someta a votación y eso sí estará en chino, porque el pueblo sabio tendrá que elevar su capacitación jurídica para entender y conocer lo que significa ser Juez, Magistrado y finalmente Ministro.

Lo que puede ocurrir es que van a mercar la justicia (más de lo que ya está) y elegirán a personas ignorante como las que ahora están en el Senado y en la cámara de diputados y sin duda serán todos de Morena porque ese partido pretenden eternizarlo al estilo PRI, por algo ya desde ahora le llaman “primor”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *