17 febrero, 2019
  • 17 febrero, 2019

La Columna…

Por el 1 febrero, 2019 0 12 Views

Del dicho al hecho hay mucho trecho; una cosa es lo que dicen los funcionarios y hasta bonitas se escuchan sus declaraciones y otra muy diferente lo que está sucediendo en las oficinas administrativas, podemos asegurar que es en todas las dependencias municipales como ya lo hemos señalado en múltiples ocasiones. Las entrevistas que realizan en la estación de radio comercial son pagadas, están hechas a modo y cuando el entrevistado no puede expresarse, el locutor le ayuda y complementa lo que se supone que debe de decir; pero hasta ahora lo que han dicho es muy diferente a que han hecho, a eso se le llama mentira, engaño; la gente sabe lo que está pasando y por eso ya no les escucha y menos que le crean. Durante los tres años anteriores del gobierno verde, sabíamos que el presidente municipal cada vez que abría la boca era para decir sandeces, porque es mitómano de nacimiento; pero con este nuevo gobierno lo primero que dijeron fue: “no mentir, no robar, no traicionar”. La primera palabra no la han cumplido y si eso falla, se le perderá totalmente la confianza, no es necesario que transcurra tiempo para darse cuenta, desde el primer día se puede cumplir con esa promesa. NO MIENTAN por favor… Siguiendo con este tema, la gaceta municipal ya circula impresa, eso significa que no van a cumplir con lo que estipula la Ley y que lo recientemente discutido en la pasada sesión de cabildo fue letra muerta; como fue señalado desde que apareció publicada en el muro de Facebook del gobierno de San Cristóbal y que por cierto continúa difundiéndose, este medio informativo no cumple con la Ley, pero ya se impuso y ante ese hecho, nada hay que discutir; así es que de nada sirvieron las observaciones que hicieron los y las regidores… En otro tema: los mercados de la ciudad son un desastre. Como a los locatarios del mercado de la zona norte no les costó adquirir los locales, se los regaló Juan Sabines, es un fracaso ese mercado; tiene capacidad para 3000 locatarios y únicamente hay 800; menos del 30% de su capacidad y esto se debe a que lo que no cuesta no duele, por eso no se preocupan por utilizar los locales; los oportunistas se aprovecharon como siempre para acaparar, se adueñaron de los locales, se los escrituraron pero no los trabajan, los mantienen cerrados, eso significa que no los necesitan y además afuera de las naves, muchos se apropiaron de las áreas

de circulación y pusieron ahí locales improvisados. También se creó la Terminal de transporte de corto recorrido que daría vida al mercado porque los introductores de productos llegarían a descargar en esa terminal que está junto al mercado, pero fue invadida y tampoco la usan…

Sinjuicio…

¿Y los irán llamando como en la escuela?… y les ponen su estrellita de “se portó bien”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *